Dada la situación económica actual, ¿consideras correcto la inversión en educación?

IMPORTANTE

Este Blog respeta los derechos de autor, no tiene fines lucrativos y su uso se circunscribe a la divulgación educativa según se recoge en el artículo 32 del Real Decreto Legislativo1/1996 de 12 de abril y modificaciones posteriores. No obstante, si cree vulnerado lo dicho en tal Decreto, retiraremos de inmediato los contenidos solicitados:
anaperezmeirino@edu.xunta.es

jueves, 18 de febrero de 2010

RECURSOS MATERIALES

Son aquellos materiales e instrumentos que puedan mediar, facilitándolo, en el proceso de Enseñanza-Aprendizaje, de los objetivos contemplados en la propuesta curricular de un alumno o grupo de alumnos. Se contemplan tanto la adaptación del mobiliario y ayudas técnicas que faciliten la autonomía, el desplazamiento, la visión,… En definitiva, que faciliten al alumno el trabajo escolar y los aprendizajes de los contenidos curriculares.
Parcerisa (1996) nos dice que “Para posibilitar una mejor atención a la diversidad, los materiales tienen que ser lo más diversificados posible, ofreciendo más posibilidades de uso en función de las necesidades de cada situación y momento”.
Los materiales curriculares deben, por lo tanto, ser seleccionados y elaborados, no pensando expresamente en las Necesidades Específicas de Apoyo Educativo (NEAE) en particular, sino teniendo en cuenta la enorme diversidad de necesidades presentes en cualquier población escolar, por lo que está cuestión debe ser considerada tanto en las concreciones curriculares como en la Programación de Aula. Pero, ¿qué aspectos debemos tener en cuenta?:
- Que haya coherencia entre los objetivos, los contenidos y los criterios de evaluación de las concreciones curriculares y el proyecto educativo, con los materiales.
- Análisis de su adecuación a un aprendizaje significativo y constructivo, a los ritmos de aprendizaje de los alumnos, al contexto socio-educativo de los alumnos.
En cuanto a los materiales en la programación de aula, Zabala expresa que se deberían incluir:
 Guías didácticas para el profesor. Orientan en relación a los objetivos, contenidos, metodología, y dan una propuesta de unidades didácticas.
 Materiales para la búsqueda de información: para los alumnos, tanto a nivel individual (función de consulta y motivación) como colectivamente (permiten obtener informaciones diversas sin las limitaciones de un libro).
 Materiales rigurosamente secuenciados: los contenidos procedimentales exigen a menudo secuencias instructivas, rigurosas y ordenadas, en las que cada paso debe de ser consolidado antes de ir al siguiente.
 Propuestas de Unidades Didácticas: han de ser flexibles, deben contener materiales de refuerzo,…
Uno de los problemas fundamentales a tener en cuenta en una educación en la diversidad, es que en cualquier población escolar, son muchos y muy diferentes los estilos y ritmos de aprendizaje. De modo que debemos tener una variedad de materiales buscando responder desde:
- Materiales de Apoyo y de Refuerzo: al preparar las Programaciones de Aula, debemos tener en cuenta las necesidades de los alumnos, de modo que seleccionemos e introduzcamos materiales (para uso individual o grupal) que permitan a cada uno seguir su ritmo de aprendizaje.
- Organización de los materiales: el aula debe estar organizada de modo que sea factible y cómodo el uso de diversos materiales.
- Adaptación de materiales ordinarios. Por ejemplo, para un alumno ciego pasar a relieve los mapas.

AYUDAS TÉCNICAS
La educación del niño con NEAE requiere también de otros recursos materiales diferentes a los estrictamente curriculares, entre los que destacan las ayudas técnicas, es decir, “utensilios para que el individuo pueda compensar una deficiencia o una discapacidad sustituyendo una función o potenciando los restos de la misma”. Se trata de recursos que incrementan la accesibilidad del niño al proceso E-A, compensando limitaciones tales como la disminución de la comunicación, movilidad limitada, etc.
La tecnología ha aportado algunos elementos materiales tales como:
El Ordenador: puede ser utilizado por personas con distintos tipos de deficiencias. Exige escaso esfuerzo para interaccionar con el aparato a través del teclado, y la respuesta puede venir por diferentes vías: pantalla, impresora (también en braille) o respuesta sonora (con altavoces). Es accesible a personas con déficits sensoriales (visual o auditivo), motrices, mentales,… y puede ser dotado de programas diversos, según las características de nuestros alumnos. Puede ser utilizado como herramienta de comunicación, favorecer el desarrollo de diferentes habilidades cognitivas, la socialización, para hacer diagnósticos,… Hay que decir que también Internet ofrece muchas posibilidades, con el acceso a direcciones específicas para la localización de documentos y de recursos educativos, intercambio de información entre educadores, etc.
En otro post, de forma general, realizaré una breve descripción de los recursos que deben ponerse a disposición de los alumnos según sean sus NEAE, teniendo siempre presente los principios de máxima normalización, integración e inclusión de la LOE, por los cuales no se deben usar recursos específicos salvo cuando sean imprescindibles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada